Un claro ganador

Si os digo la verdad no esperaba mucho de este primer debate. La monotonía del discurso bonachón de Zapatero y la cansina repetición de mantras crispadores de Rajoy no me hacían este debate cuadriculado debate (¿se podía pactar algún detalle más?) nada apetecible. Pero me fuí a la cama con la tranquilidad de que la derecha está algo más lejos del poder que unos pocos días antes.
Por mucho que las encuestas sobre el ganador del debate arrojen unos resultados ajustados, creo que Zapatero superó a Rajoy en todos los aspectos: fondo y forma del mensaje que quería transmitir, telegenia, actitud... Mientras que Rajoy, tradicionalmente considerado como un gran orador, se perdía entre sus papeles en busca de la frase que hiciera mella en el candidato socialista, Zapatero desgranó a la perfección los logros de su Gobierno.
Lejos de dejarse llevar por los temas que Rajoy quería poner en liza (terrorismo, inmigración, vivienda), el presidente del Gobierno realzó aquellos aspectos más positivos de su mandato, las políticas sociales, y lo hizo con las cifras en la mano (¿Rajoy no sabía dónde estaba situada la cámara para enseñar sus gráficos?). No obstante, no rehuyó el contacto y entró a valorar la fallida negociación con ETA sin que por ello Rajoy lo arrinconará en ningún momento (¿dónde están las pruebas de los pactos políticos contraídos con ETA?).
Algunos se quedarán con el ataque a lo Jiménez Losantos de Rajoy en relación a las víctimas del terrorismo, otros con el bonobús, otros con la lacrimógena historia de la niña de Rajoy y algunos con el Buenas noches y buena suerte con el que concluyó Zapatero su intervención, pero a mí lo que de verdad me importa es que el PP no avanzó ni un solo paso hacia la Moncloa. Eso sí, después de la cera del primer debate, espero un segundo cara a cara de propuestas. ¿Será esto posible?

1 comentarios:

Command dijo...

Yo la verdad es que no vi el debate pero con todo lo que se ha hablado de él, me he podido hacer una idea.
Creo que cada cuál le parecerá que ha ganado "el suyo" porque al parecer lo hicieron los dos igual de bien (o mal). Eso sí, una lástima porque me perdí lo de "la niña de Rajoy" que al parecer fue sublime.

Ah!, ayer salió en el Pais un análisis sobre las cifras que dijeron cada uno muy interesante.