1 comentarios

Reflexionemos

¿Qué hace a un hombre superar el miedo a los terroristas para destrozar una de sus sedes? La rabia y el hastío. No me extraña.



1 comentarios

Otra ciudad de ciudades


Cuando mi amigo Samu me mandó un correo sobre la creación en Madrid de la "Ciudad de la Iglesia", no pude dejar de pensar en las numerosas "ciudades" que nuestros amigos populares han creado en la costa levantina.
En la misma ciudad de Alicante, tenemos la "Ciudad de la Luz" donde por lo visto están los "estudios de cine más modernos de Europa". Tampoco nos privamos de presumir de la futura "Ciudad de la Justicia", mientras que en Valencia se vanaglorian de la espledorosa "Ciudad de las Artes y las Ciencias". Todas ellas, obras monumentales con fianzas cuanto menos controvertidas.
Ahora llega la Ciudad de la Iglesia que, no solo dilapidará una gran suma de dinero sino que estará ubicado entre los parques de Las Vistillas y la Cornisa, patrimonio histórico y pulmón de la ciudad de la capital.
¿Dónde está el interés general en estas obras? Sinceramente, creo que actualmente el catolicismo está a la baja en España y el cine no da de comer a la inmensa mayoría de los alicantinos. A lo mejor cuando hablan de interés general, se refieren al general interés que tienen los políticos de pagar favores. Por lo que pueda pasar...

4 comentarios

Distintos estilos

De repente abro la edición digital de uno de mis periódicos de cabecera y me encuentro con la dimisión de Bermejo.
No es que la noticia me pille de sorpresa, pues ya había estado al tanto de la dichosa cacería. Sin embargo, es un paso que muy pocos políticos de su posición toman. Al menos, demuestra la vergüenza torera de dar la cara en los momentos difíciles.
Cosa que no hicieron en su momento dos de los dirigentes del PP que no han perdido el tiempo para comentar esta dimisión. Uno, Federico Trillo, que tuvo problemillas con un avión ruso de cuyo nombre no quiere acordarse, no ha dudado en calificar la gestión del ministro como de "máxima ineficacia". Otro, Mariano Rajoy, que últimamente ha tenido algunos imprevistos dentro de su partido, ha dicho que "ya era hora".
Como ya es hora de que se vaya a su casa el señor Fabra. Pero ahí lo tenemos en lo más alto de la Diputación de Castellón. Pero claro... es que "Fabra es un ciudadano y un político ejemplar para el PP y Castellón". ¡Ah, entonces vale!

Y como último detalle: ¿sabéis cuántos ministros dimitieron en los 8 años de gobierno del Partido Popular? Uno, Manuel Pimentel y ya no está en el partido. Algunos dirán que sólo se hacen las cosas mal en el PSOE. Yo diré que la valentía no está en el ideario de los populares. Ahí queda esa...

0 comentarios

Esa gran desconocida

El otro día me jugué el tipo y puse este vídeo a unos amigos portugueses. En general, el vídeo está bien pero el momento estelar está sobre el minuto 6:53... Echadle un vistazo y luego os cuento...



Como mis amigos tienen sentido del humor, se lo tomaron bien pero lo cierto es que Agustín Jiménez tiene toda la razón. ¿Qué conocemos los españoles de Portugal? Pues quitando a Cristiano Ronaldo al que periódicamente tenemos en todos los periódicos (valga la redundancia), básicamente nada.
Ellos son capaces de entendernos cuando hablamos españoles, pero nosotros no les entendemos cuando ellos hablan portugués. Ellos conocen a Bisbal y Bustamante (¡qué desgracia!) y nosotros no sabemos qué decir cuando de música portuguesa se trata. ¿Fado? ¡Eso qué es? Algunos intelectuales portugueses (sí, SaraMago no es un nombre de mujer) incluso profetizan la unión de ambos países en el futuro, mientras que nosotros sabemos que Portugal está cerca porque algunos hemos ido a comprar toallas allende de la frontera.

Pero esto tiene que cambiar... Porque tienen gente capaz de decir cosas como:

No soy nada.
Nunca seré nada.

No puedo querer ser nada.

Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo

O esto otro...

De que noite demorada
Ou de que breve manhã
Vieste tu, feiticeira
De nuvens deslumbrada

De que sonho feito mar
Ou de que mar não sonhado
Vieste tu, feiticeira
Aninhar-te ao meu lado

De que fogo renascido
Ou de que lume apagado
Vieste tu, feiticeira
Segredar-me ao ouvido

De que fontes de que águas
De que chão de que horizonte
De que neves de que fráguas
De que sedes de que montes
De que norte de que lida
De que deserto de morte
Vieste tu feiticeira
Inundar-me de vida.

Porque también construyen edificios por delante de los cuales, algunos de nosotros hemos pasado durante de años...

Edificio de Rectorado de la Universidad de Alicante

Porque cantan como los ángeles o como el diablo... Hay para todos los gustos.





Porque hay sitios preciosos como Sintra, Lisboa u Oporto. Porque tienen una de las universidades más antiguas del mundo. Porque se come de lujo y se bebe mejor... ¡Y qué coño! ¡¡Porque son buena gente!!

PD: Después de esto, espero recibir invitaciones para ir a Portugal ;-) Beijinhos

1 comentarios

De cómo hacer la música india digerible



Este
Nitin Sawhney es de lo mejor que he descubierto últimamente en música.

5 comentarios

El tiempo (o la falta de él)


Muchas veces se dice que sin dinero no se encuentra la felicidad. Yo sustituiría la palabra dinero por la polisémica tiempo.
El tiempo meteorológico influye en la felicidad y quien lo niegue, miente. El Sol da ganas de hacer cosas, de vivir. Los cortos y fríos días del invierno te hacen recluirte en casa, al abrigo de la intemperie. Te matan la inspiración. Te congelan.
Pero no es sólo esta acepción de tiempo la que influye sobre el estado de ánimo. Sobre todo, es la falta de tiempo para hacer cosas. Esos momentos que antes dedicabas a hacer lo que querías pero que te han sido arrebatados por imposiciones externas. Enfermedades, trabajo, compromisos que te hacen abandonar lo que hace tu vida diferente.
¿Y todo este rollo para qué? Pues para explicar mi ausencia de A Capella desde finales de septiembre. Como anuncié por aquellas fechas, me he trasladado a vivir a Holanda. Y desde entonces, mi vida ha sido trabajo, trabajo y trabajo. Sinceramente, he trabajado más duro que en toda mi vida y el estrés ha hecho mella en ciertos momentos. Todo ello unido a las responsabilidades propias de la emancipación, han hecho que abandonase mi querido rincón de expresión.
¡¡Pero he vuelto!! Y espero que por mucho tiempo... Sin embargo, la versión 3.0 de A Capella tendrá otro estilo. La inevitable desconexión del día a día del país del flamenco y la paella hará que este blog tenga un tono más internacional. Me explico. Pretendo transmitir algunas curiosidades de trabajar en un ambiente policultural en donde indios, portugueses, serbios, vietnamitas, indonesios y españoles comparten algo más que mesa de trabajo. ¿Nos parecemos en algo? En mucho más de lo que creemos.
También pretendo publicar algún que otro microrrelato (por algo algunos me llaman El Poeta) y algún pequeño diseño, así como seguir recogiendo aquí todo aquello que me encuentre por la Red y me llame la atención. Tampoco dejaré de comentar los libros que lea, aunque este año sin retos de por medio. Que la vida laboral no me permite tales excesos.
Espero que todo esto venga regado por una buena serie de sesudos comentarios que me den aún más ganas de escribir. Os espero con los brazos abiertos.

Fotografía | Un retrato en el tiempo de FJTU