Iglesia Católica S.A.


Esto lo dice el obispo de Alcalá de Henares y es lo último que me quedaba por oir saliendo de la boca de un obispo.
O sea que no tienen suficiente con invertir sus fondos como si de una empresa se tratara que se pasan por el arco del triunfo sus "estatutos" para reivindicar una subida de sueldo. Por si esto fuera poco, no dudan en realizar una campaña de marketing que realce sus logros para atraer más fondos. ¿Qué será lo próximo? ¿Sustituir la sotana de los curas por monos publicitarios a lo Fernando Alonso?
Si eso significa que el Estado ya no le da ni un euro (ni directa ni indirectamente en forma de concesión de colegios o hospitales) lo daré por bueno pero hasta ese momento que no me jueguen la baza de provocar lástima en los contribuyentes porque al final alguno picará. Yo por mi parte lo tengo claro...



1 comentarios:

josemanuel dijo...

A efectos informativos, existe una alternativa llamada Campaña de objección a la financiación religiosa:
http://www.laicismo.org/PHP/p_documento.php?id=3581