Y de pronto todo cambió


Hoy pensaba comentar el cambio de aspecto de A Capella y relacionarlo con el futuro cambio de vida que me espera. Vida nueva, blog nuevo. Pero un estrepitoso accidente en el aeropuerto de Barajas le ha quitado sentido a esa entrada.
Pensar que en un momento la vida se te puede escurrir entre el fuselaje de un avión cuando te diriges a tus vacaciones o a tu futura nueva vida, pone la piel de gallina. Y más cuando en los próximos dos años, pasaré por unos cuantos de esos monstruos alados. En fin, esperemos que la ruleta de la suerte nunca se paré en nuestra estación para truncar violentamente nuestros planes.

2 comentarios:

xamsham dijo...

Espero que los familiares puedan asumir lo que ha pasado con el menor sufrimiento posible.

...a pesar de todo, estos cambios de diseño me gustan...
Un abrazo.

Clareta dijo...

El día después hice escala en Madrid... a los ojos de los pasajeros no había nada que ensñar...en el ambiente los sentimientos se ofrecían al mejor postor. Las palabras de los comandantes antes de despegar, intentaban hacerse próximas y familiares, mientras muchos recorrían con la vista, no sin cierta angustia, la extensión de pistas de Barajas, en busca de alguna marca latente de lo que, 24h antes, allí había acontecido.

Después de retrasos y cambios de vuelos, debido a la saturación del tráfico aereo en la T4, vuelvo a estar frente al ordenador y tengo que decirte que te felicito por el nuevo aspecto del blog. Me gusta.