Solidaridad enREDada




Con la desgracia del terremoto en Haití se han vuelto a mover las masas en Internet. Desde Twitter no sólo se puede seguir minuto a minuto el desenlace de la tragedia sino que se han promovido donaciones y se ha difundido un mensaje de solidaridad hacia el pueblo haitiano.


Puede parecer un acto de cara a la galería en momento de emergencia extrema, pero lo cierto es que la fuerza de la Red ayudó en la liberación de Juan López de Uralde o en la absolución de la pena de muerte por lapidación de Amina Lawal.


Hace algún tiempo hablábamos por este y otros muchos blogs, de la necesidad de una Red Social. Este es el mejor ejemplo de que la Red tiene fuerza para liderar estas acciones. Ya lo decía un sabio: "Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos".


Fotografía | Patrick Farrell ganó el Premio Pulitzer en 2008 por su reportaje sobre la devastación de Haití por las tormentas. Parece que las desgracias siempre se ceban con los mismos...

4 comentarios:

Carlos dijo...

Me hace un poco de gracia la frase final, que tanto escucho estos días de "parece que la desgracia siempre se ceba en los mismos". Y me hace gracia porque parece que nos fascina tan mala suerte cuando en realidad no es un tema de mala suerte es un tema de infraestructuras y educación. Si Haití tuviera ayudas (bien gestionadas) antes de que pasen este tipo de cosas y no después, cuando ya es tarde, las desgracias no dejarían de suceder pero su impacto sería sensiblemente menor al hacer una infraestructura y una población preparadas para responder a ellas.

Está muy bien ayudar para este tipo de emergencias, eso no lo voy a discutir, pero no es justo el desmesurado enfoque mediático que se hace pidiendo ayudas y no explicando por qué pasa todo esto. De hecho, ahora uno de los principales problemas está en que las ayudas llegan pero no hay infraestructura ni personal para gestionarlas correctamente, así que nos encontramos con una situación similar a la que nos encontraríamos al intentar meter el mar en una botella de litro y medio con un embudo.

¿Solución? No esperar a que haya una desgracia para ayudar a los que ya viven en desgracia. Haití se ha convertido en una 'marca' estos días. Una marca de causa, una marca de desgracia, una marca solidaria... una marca que desaparecerá dentro de un mes como mucho y que dejará las cosas más o menos como estaban antes del terremoto (posiblemente algo peor) con lo que a la próxima que la naturaleza quiera salirse un poco de madre en la zona nos encontraremos en lo mismo y con frases como "parece que la desgracia se ceba siempre en los mismos".

No es una crítica a tu entrada del blog ¿eh? Es una reflexión sobre la solidaridad esporádica y desproporcionada que provocan las creaciones de "marcas" por los medios de comunicación, olvidando a los que están igual pero sin desastre natural (por ahora).

Y eso. :)

Raul dijo...

¡Tienes toda la razón Carlos! Realmente el problema de Haití es ser pobre y estar abandonada de la mano de la comunidad internacional.
Sin embargo, lo que yo reivindico es que desde la Red se puede hacer algo para solucionar sus problemas endémicos. De igual manera que nos movilizamos en estas "pequeñas" causas nos podemos mover para cambiar las infraestructuras.
Por ejemplo, conozco a cierta persona que ofrece el rédito de sus fotografías a ACNUR ;-)

Angus dijo...

No dejas de tener razón en todo lo que dices... pero, tiene un reverso...

Raul dijo...

Angus, cuéntanos la parte oscura... ¡Queremos saber!