La suerte de ser europeo

Hoy, 9 de mayo, es el día de Europa. Si os digo la verdad hasta esta mañana no lo sabía. Eso es lo que nos (y yo me incluyó) interesamos por esa entidad abstracta que llamamos Unión Europea. Esa entidad que nos trae por la calle de la amargura con su euro (¡nunca habíamos estado más atentos a la paridad con el dólar!) o que nos hace tocarnos el bolsillo cuando Grecia se va al garete. 


Parece que seguimos en la época de la Comunidad Económica Europea porque de esta organización lo único que parece importarnos es lo económico. Pero nos olvidamos de algo muy importante: nos podemos mover libremente por su territorio sin necesidad de visados. Además, gracias a la preponderancia obtenida por la incorporación a esta Unión, también podemos viajar a países como Colombia sin la necesidad que ningún papel acredite nuestra "inocencia". Se nos supone.


Cuando miramos en sentido contrario, el caso es totalmente opuesto. Si se desea venir desde Colombia hasta Holanda como turista, esta es la lista de requisitos que se exigen:

  1. Pasaporte en validez hasta 3 meses después de tu estancia en Holanda.
  2. Evidencia que demuestre el propósito de tu visita. Por ejemplo, una carta de invitación de amigos o familia, que debe ser certificada por el ayuntamiento correspondiente.
  3. Documentos que demuestren la solvencia económica (al menos, 34 euros por persona y día) durante la estancia y los viajes de ida y regreso.
  4. Declaración de garantía en la que se atestigüe que "no eres un peligro para el orden público ni para las relaciones internacionales de alguna de las partes implicadas".
  5. Prueba de tenencia de empleo mediante una carta del empleador.
  6. Una o más nóminas.
  7. Uno o más resguardos bancarios.
  8. Prueba de que el viaje ha sido reservado.
  9. Documentos que demuestren que vas a volver a Colombia (por ejemplo, matrícula de los hijos en la escuela).
  10. Documentos que demuestren que cuentas con un seguro médico adecuado (adecuado = cobertura mínima de 30.000 euros).
  11. Fotografías de tamaño pasaporte.
  12. Pago del coste de la tramitación del visado: 60 euros.
¿Qué les parece? ¿A que ahora se sienten mucho más reconfortados por ser europeos y poder planear sus vacaciones sin tanta burocracia? Pues eso... ¡feliz Día de Europa!

2 comentarios:

Diana Catalina dijo...

Es verdad, hay momentos en que nos gustaria poder andar por el mundo sin tener que explicar que somos buenos. Pero a pesar de esos incomvenientes, somo un pais feliz, y ya creo comprender por que, por que cuando las cosas cuestan un poco, cuando no estan tan a la mano, se hacen con mas pasion, con mas ganas y se disfruta muchisimo mas el resultado. Por eso aunque planear unas vacaciones nos desquicie un poco con la cantidad de tramites, cuando por fin las disfrute seran increibles, por este y por motivos muchisimos mas importantes.

Raul dijo...

¡Realmente espero que tus vacaciones sean increibles! Porque entonces las mías también lo habrán sido ;-)