El tiempo (o la falta de él)


Muchas veces se dice que sin dinero no se encuentra la felicidad. Yo sustituiría la palabra dinero por la polisémica tiempo.
El tiempo meteorológico influye en la felicidad y quien lo niegue, miente. El Sol da ganas de hacer cosas, de vivir. Los cortos y fríos días del invierno te hacen recluirte en casa, al abrigo de la intemperie. Te matan la inspiración. Te congelan.
Pero no es sólo esta acepción de tiempo la que influye sobre el estado de ánimo. Sobre todo, es la falta de tiempo para hacer cosas. Esos momentos que antes dedicabas a hacer lo que querías pero que te han sido arrebatados por imposiciones externas. Enfermedades, trabajo, compromisos que te hacen abandonar lo que hace tu vida diferente.
¿Y todo este rollo para qué? Pues para explicar mi ausencia de A Capella desde finales de septiembre. Como anuncié por aquellas fechas, me he trasladado a vivir a Holanda. Y desde entonces, mi vida ha sido trabajo, trabajo y trabajo. Sinceramente, he trabajado más duro que en toda mi vida y el estrés ha hecho mella en ciertos momentos. Todo ello unido a las responsabilidades propias de la emancipación, han hecho que abandonase mi querido rincón de expresión.
¡¡Pero he vuelto!! Y espero que por mucho tiempo... Sin embargo, la versión 3.0 de A Capella tendrá otro estilo. La inevitable desconexión del día a día del país del flamenco y la paella hará que este blog tenga un tono más internacional. Me explico. Pretendo transmitir algunas curiosidades de trabajar en un ambiente policultural en donde indios, portugueses, serbios, vietnamitas, indonesios y españoles comparten algo más que mesa de trabajo. ¿Nos parecemos en algo? En mucho más de lo que creemos.
También pretendo publicar algún que otro microrrelato (por algo algunos me llaman El Poeta) y algún pequeño diseño, así como seguir recogiendo aquí todo aquello que me encuentre por la Red y me llame la atención. Tampoco dejaré de comentar los libros que lea, aunque este año sin retos de por medio. Que la vida laboral no me permite tales excesos.
Espero que todo esto venga regado por una buena serie de sesudos comentarios que me den aún más ganas de escribir. Os espero con los brazos abiertos.

Fotografía | Un retrato en el tiempo de FJTU

5 comentarios:

xamsham dijo...

Pensaba que no volvías...
Me alegro de volver a leerte de nuevo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias por volver!!!!!!

Rave dijo...

¡¡Gracias a vosotros por seguir al pie del cañón!!

Àngels dijo...

Hola... me alegra mucho verte por aquí, de nuevo.
Leerte es un placer.

Araceli dijo...

Bienvenido!!! yo también me alegro de tenerte por aquí de nuevo!