Carta de amor

Querido René:

Acabo de marcar tu número para darte una explicación, pero no he tenido coraje para escuchar tu voz. Prefiero que tengas estas palabras por escrito y que las leas cuantas veces quieras. Así entenderás realmente lo que siento.

No puedes aparecer en mi vida treinta años después y pedirme que lo deje todo y te siga. No es justo. Hubiera preferido no saber ques estabas aquí. He dedicado toda mi vida a mi familia y, especialmente, a mi hermano. Ahora ya no voy a cambiar. Esto no tiene nada que ver con mis sentimientos, créeme. Te conocí a los diecisiete años y desde entonces no ha pasado un solo día en el que mi primer y mi último pensamiento no hayan sido para ti. Sin embargo, creo que hasta ayer nunca estuve segura de tus sentimientos.

Lamento que todo esto llegue demasiado tarde, pero al menos viviré los años que me queden sabiendo que a tu manera también me quisiste. Es un consuelo estúpido, pero es el único que tengo. Y a él me aferraré para no morir de pena.

No voy a seguirte, René. Si tu vida está lejos de aquí, es justo que te marches. Pero la mía está en esta ciudad. Éste es mi sitio y aquí seguiré mientras Utku me necesite. Reconozco que no tengo valor para enfrentarme a ti y contártelo mirándote a los ojos. Sé que no sería capaz de hacerlo y quizás me dejara enredar en el amor. En el amor que siento por ti, en el cariño, si quieres llamarlo así. En la desesperación, no lo sé.

Estaré una temporada fuera de Estambul. Así será más fácil para los dos. Creo que no volveré a verte nunca, y eso es al mismo tiempo una tortura y una liberación. Pero quiero que sepas que si decides quedarte, o regresas algún día, mi corazón estará abierto para ti. De nuevo eres tú el que decide, yo no sirvo para eso. Eres un hombre afortunado, aunque quizás no hayas sabido darte cuenta. Yo me habría conformado con que alguien me quisiera la mitad de lo que yo te he querido a ti.

Con todo mi cariño.


Esto es lo que Luis Leante pone en boca de Tuna en su libro La Luna Roja. Un libro, en mi opinión, mucho mejor que Mira si yo te querré, por el que le concedieron el Premio Alfaguara.

2 comentarios:

amparo dijo...

Hola A Capella,

Qué carta más bonita!

Soy seguidora de tu blog, des de hace un tiempo. Accedo a tu blog por "Curt o Llarg" (Morning Star) y "Viure en un poble" (Àngels).

Nada, decirte que me gusta mucho tu blog y que comparto tus ideas.

Rave dijo...

¡¡Hola Amparo, me alegro de que te guste el blog!! Pásate cuando quieras por esta casa ;-)